Categorías
Opinión

Ready player one

Voy a continuar con mis reseñas sobre libros de ciencia ficción. Esta vez no es algo clásico, sino bastante moderno que incluso Spielberg le ha hecho una película (que todavía no he visto). Ready player one es una novela escrita por Ernest Cline en 2011. Como siempre sin spoilers.

¿Por qué es ciencia ficción?

Aunque la temática que trata no parece de un futuro muy lejano, el estado de esta sí que lo es, la realidad virtual. Además dentro de un mundo caótico y triste, donde la vía de escape es ponerte unos cascos y conectarte a un mundo virtual de acceso gratuito llamado OASIS. Una vez conectado puedes ir al colegio, a trabajar, de vacaciones o a hacer cualquier otra cosa que se te ocurra, ya que se puede hacer de todo, siempre que tengas créditos. Esta moneda virtual es intercambiable por dinero de verdad, como los bitcoin pero regulado y a un valor fijo. Y todo esto sucede en el año 2044, apenas 24 años de distancia.

La conexión básica a OASIS es con «unas gafas de realidad virtual», pero se puede ir mucho más allá. Puedes tener un traje háptico para tocar y sentir, hasta se puede oler si tienes el periférico adecuado. Y para que sea una tecnología totalmente disruptiva hay una especie de rueda de jaula de hámster que te permite moverte en todas las direcciones, siempre virtualmente, pero tu posición siempre será en el mismo lugar en la realidad.

Sinopsis

El protagonista es un joven estudiante de escuela secundaria Wade Watts, que tiene sus clases dentro de OASIS y cuando acaban sus clases sigue también dentro de este mundo virtual. Pero no se dedica simplemente al ocio, dentro de OASIS hay un huevo de pascua y Wade está decidido a encontrarlo. En la realidad Wade vive en un barrio de las afueras Oklahoma dentro de una torre de autocaravanas, nunca me hubiera imaginado un futuro distópico así.

James Halllyday, el creador de OASIS, escondió un huevo de pascua antes de morir, consistente en el control de OASIS y una gran fortuna. La gracia está en que era un friki de los 80 y quien quiera encontrar el huevo debe convertirse en ello también, como Wade, que que había empollado videojuegos, series, películas, música y toda la cultura de los 80. Para dar pistas de cómo encontrar el huevo James Halliday publicó «El almanaque de Anorak».

Wade Watts por la mañana es un estudiante en OASIS y cuando sale de clase su avatar cambia de nombre a Parzival. Entonces es cuando se convierte en un gunter, un buscador del huevo independiente.

Pero aquí también hay malos, que son los que quieren encontrar el huevo por fuerza bruta, con una inyección de dinero enorme, haciendo trampas y queriendo hacer OASIS de pago. Son la corporación IOI, sus buscadores son llamados sixers, ya que su nombre de avatar empieza por IOI-6 quienes se dedican a la búsqueda del huevo. Me encanta que tienen una parte de la empresa dedicada a la «ovología» :-D.

Opinión

¿Por qué me ha gustado el libro? Me ha enganchado muchísimo, ha sido de los que menos me ha costado leer. No deja de se un libro de aventuras, y es un acierto esa mezcla de mundos abiertos de los juegos actuales con la temática ochentera. Pero el encontrarte con videojuegos que has jugado y películas que has visto es algo que te hace sentir mucho más la acción del libro. No solo eso, es que además el protagonista se meta e interactúe en videojuegos y ¡PELÍCULAS! adaptados a OASIS me parece algo genial.

Sobre la ciencia ficción del libro, es muy diferente a la de Asimov dónde se ve todo como mágico. Aquí veo cosas que aunque todavía no existan parece algo totalmente natural y actual. Como por ejemplo, abrir otra ventana del navegador mientras estás chateando. A veces me imaginaba a Wade en una mezcla de minecraft, second life, sims y wow, aunque un poco más avanzado. Para una realidad virtual con trajes hápticos y la bola de hámster me imagino que pasará mucho tiempo hasta que llegue a la mayoría de la gente. Primero llegará la realidad aumentada ya está aquí, en tu móvil.

Después de haber leído el libro me da un poco de miedo ver la película, como tenía pendiente leer el libro he intentado no informarme de nada, ni siquiera he visto el trailer. Lo que no me da miedo y además tengo bastantes ganas es de enfrentarme a la segunda parte del libro, Ready player two, publicado a finales de 2020. Ernest Cline publicó también otro libro entre estos dos, Armada en 2016, también me gustaría leerlo y no sé por cuál empezaré.

Reflexión sobre el futuro

Esto de la realidad virtual y realidad aumentada ya forma parte de nuestro día a día, de algunos más que de otros. Si quieres realidad aumentada ya la tienes, tu móvil de hace unos años ya es capaz de mostrarla así. Todavía no ha llegado la hora de las gafas tipo google glass

Leí el otro día en la newsletter de multiversial (resumen de la actualidad de los negocios digitales), cuando escribían sobre el metaverso de facebook y hacían este comentario: «la realidad aumentada será consumida masivamente de diferentes maneras mientras que la realidad virtual tendrá casos de uso muy interesantes pero no será para todo el mundo». Yo también creo que el próximo gran paso antes de la realidad virtual será la aumentada. Niantic son los que han hecho que se use de manera amplia, empezaron con Ingress y el gran pelotazo fue con Pokemon Go. Con la realidad virtual Oculus lleva muchos años y está muy bien «pero no es para todo el mundo».

Aunque para reflexión sobre el futuro, la de elbinario.net hablando sobre el metaverso. También habla de ready planer one, neuromante (es el que me estoy leyendo ahora) aunque el futuro lo ve bastante negro.

Puntuación final

⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐⭐ Deja lo que estés leyendo actualmente y empieza a leer Ready Player One.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.