Categorías
Opinión

Chip, el del ojo verde

Después de leerme el día de los trífidos he querido seguir leyendo ciencia ficción. Clásica, si contamos con que se publicó en 1970. Y sorprende mucho que fue escrito por el mismo autor de «La semilla del Diablo», Ira levin. Mi reseña de Chip, el del ojo verde va sin spoilers, así que lo puedes leer con tranquilidad y sin miedo.

El título original del libro es «This perfect day» y tres nombres alternativos que tiene en español son «Chip, el del ojo verde», «Este día perfecto» y «Un día perfecto». Desde mi punto de vista, este libro tiene todo el derecho de formar parte del grupo de las distopías clásicas: «1984», «Fahrenheit 451» y «Un mundo feliz» ¿Por qué creo que debería de estar en ese grupo? Es otra distopía en toda regla, en la que TODO es controlado por un ordenador único llamado Uni, apócope de Unicomp, pero vamos a ver los detalles.

Características distópicas

Uni controla a toda la gente, a casi toda la humanidad ¿Cómo controla a la gente?

  • Todas las personas tienen una pulsera con su nombre que les acompaña desde su nacimiento hasta su muerte. Esta pulsera tienen que pasarla por todos los escáners que se vayan encontrando, y los hay por todas partes. Normalmente los escáners tienen una respuesta de sí o no. Los tienes en el supermercado y puede ser que no te deje comprar lo que haya en tu cesta.
  • Una vez al mes tienes que ir al medicentro para que te pinchen una mezcla de drogas de control mental, tranquilizantes, anticonceptivos, algo que evita que te crezca la barba y alguna cosa más. Realmente no te pinchan, pero metes el brazo en un agujero con un escáner, donde te identifica, te dice si te toca o no y te pone la mezcla de drogas que tienes asignada. Todo sin hacer daño, porque se usa unos «discos de infusión». Obviamente el día antes de que te toque ir es el día que más despejado y consciente eres, el día después eres una piltrafa que ni siente ni padece.
  • Cada persona tiene asignado un consejero, al que le tienes que decir la verdad sobre lo que haces y sobre lo que hacen los demás. Si creen que estás siendo un poco subversivo o sabes que alguien lo es o que alguien necesita ser «curado» se lo dices a tu consejero y se recibirá una dosis extra de drogas en el medicentro.
  • No tienes capacidad de decisión sobre nada, Uni es quien decide que estudiarás, de qué vas a trabajar, dónde vas a vivir y te irá cambiando de continente según le convenga. Y si quieres ir de viaje a ver a tu familia, de turismo o lo que sea, Uni habitualmente te lo negará.
  • Finalmente toda la humanidad es conocida como «La familia», los que no son subversivos y se toman sus drogas están «sanos», también se cuenta que hay o hubo unos «incurables» que abandonaron «la familia», su pulsera y las drogas. Sólo hay un idioma, sólo hay una raza, su única comida son las «Galletas totales» y su única bebida es la Coca-cola

Nuestro protagonista, cuyo apodo es Chip, se dará cuenta que tiene derecho a ser quien él quiera, pero claro se lo dice después a su consejero y le dan una dosis extra de drogas que le hacen olvidarse por un tiempo de sus deseos. Así varias veces. Y aunque no quiere denunciar a sus amigos subversivos también lo acaba haciendo, el control mental es muy poderoso. El abuelo de Chip, bastante subversivo, trabajó en la construcción de Uni. En la visita familiar al lugar donde está Uni, yendo con el abuelo, éste se lleva a Chip a ver el verdadero Uni, enterrado a cientos de metros bajo la tierra con larguísimos túneles donde están sus módulos de memoria. Su abuelo le incita a que se haga preguntas y la semilla que planta en Chip, hace que éste quiera ser él mismo y quiera construir su propio futuro.

Antes de Unicomp había 5 ordenadores independientes y no conectados
que gestionaban las mismas tareas. Pero el gran avance fue migrarlos de 5 ordenadores a un gigantesco ordenador. Esto es un gran fallo visto desde el punto de vista actual, donde se distribuyen geográficamente los equipos para repartir los accesos por cercanía y disminuir los puntos de fallo. Y aún así no te garantizan nada, sino que se lo digan a fastly o a cloudfare.

Chip tiene una expresión muy curiosa cuando se sorprende de algo, es «Cristo, Marx, Wood y Wei». Yo sí que me sorprendía al leerla porque no sabía a qué se refería exactamente. Cristo es Jesús de Nazaret, figura central de la cristiandad del siglo I; Marx es el filósofo y comunista Karl Marx del siglo XIX; Wood es Bob Wood, pero no se dan muchos detalles de él, personaje ficticio del libro relacionado con la unificación y finalmente Wei Li Chun quien inició la Unificación. Estos 4 personajes además son los pilares sobre los que se basa esta civilización. Como curiosidad el mes de marzo es Marx, los miércoles son los Woodness y la navidad es la Marxvidad. Además los cuatro únicos nombres autorizados para hombres son «Jesús, Karl, Bob y Li»

Una de las cosas curiosas de esta distopía es que Uni te proporciona una pareja. Si Uni te cambia de ciudad o continente entonces te dará otra pareja allá donde estés. Además tienes que tener sexo obligatorio semanal, pero limitado por las drogas a no más de 10 minutos. Si el sexo no va bien, tu pareja se lo contará al consejero y te podrá caer una dosis extra.

Ahora el problema está en poder encontrar el libro, en la biblioteca de Aragón hay una copia física. Si te interesa comprarlo en amazon no está en español, en fnac en ningún idioma, en la casa del libro sólo de segunda mano a precios desorbitados y en todostuslibros.com tampoco estaba. Qué lástima que la gente no lo tenga fácil para comprar este libro.

Para acabar, creo que el libro se acaba demasiado pronto y daría para un par de capítulos más. Aún así el final está bien tal y como está. Me ha gustado mucho, me ha enganchado mucho y lo recomiendo, «Gracias a Uni».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.